Afronta que tu presencia en internet no puede depender de un algoritmo

Esta semana se ha organizado otro revuelo por la introducción por parte de Instagram de un algoritmo que ordene el canal de noticias (feed) de los usuarios. Este cambio pretende organizar, como ya hicieron Facebook en su propia red, el inmenso volumen de información que recibe un usuario en su canal de noticias. Con todo lo que resulta evidente es que su finalidad principal es promover el contenido publicitario al perfil de cada usuario. Instagram también se apunta al sistema de orden basado en filtros y no en cronología. Acciones similares ya fueron implantadas por Facebook y en la actualidad parece que Twitter estudia implantar “soluciones algorítmicas” para combatir la saturación y la escasez de ingresos. Lo que sí revelan estos movimientos, es la necesidad de planear una estrategia de contenidos apropiada y ajustada a un medio que no nos pertenece.
Publicidad personalizada en el feed Facebook

Recuerda que las redes sociales ni te pertenecen ni te deben nada

Por mucho tiempo que se le dedique a las redes sociales, el relativo éxito que se pueda obtener de las mismas y su popularidad, hay un hecho irrefutable: eres un inquilino con pocos derechos. No hay que cometer el error de considerar que una presencia en los medios sociales puede reemplazar la solidez de un sitio web propio. Las redes sociales son empresas formidables que responden sólo ante sus accionistas y su objetivo fundamental es maximizar el valor de sus acciones. Su política de uso puede cambiar. Su aspecto puede cambiar. Su finalidad puede cambiar (Flickr pasó de juego online a red social para fotógrafos) y por supuesto, su funcionamiento puede cambiar.

No hay que cometer el error de considerar que una presencia en los medios sociales puede reemplazar la solidez de un sitio web propio.

Y lo mejor de todo es que no te van a pedir consejo ni permiso. Las redes sociales, lejos de una arcadia feliz de cambio global, viven en un realidad económica y legal de la que dependen para subsistir, siendo por tanto sus objetivos seguramente son muy distintos a los tuyos.

Hace meses cuando Facebook modificó drásticamente su algoritmo, literalmente hundió el alcance orgánico o natural de las publicaciones. De la noche a la mañana, el contenido de las páginas dejó de existir. Conseguir mantener una audiencia “natural” implicaba publicar un contenido muy bueno para tu audiencia. De lo contrario dejabas de aparecer en el canal de noticias de tus fans, y por tanto, entrabas en un círculo vicioso de menos audiencia (menos interacción, menos audiencia, menos relevancia, etc). ¿La solución? Pasar por caja y promocionar las historias. Pero cuidado, aún pagando tu contenido debe ser tan bueno como para generar interacción, porque de lo contrario también reducirá su alcance.

El buscador es tu mejor amigo hasta que deja de serlo

A pesar de la exposición que puedes conseguir en redes sociales, por lo general el tráfico a tu sitio web te lo darán con notable diferencia, los buscadores (lo viene siendo Google). Este es terreno más estable pero no exento de dificultades. Lo que para el buscador es de la máxima utilidad hoy, mañana lo puede relegar a la oscuridad de la página 2, o Dios no lo quiera, la página tres. Por tanto, una estrategia ganadora en buscadores es intentar diversificar el contenido al máximo, centrándolo en ofrecer la mayor utilidad al visitante. Esto que casi todo el mundo sabe, debe traducirse en el largo plazo en un “reparto” de tu contenido externo de tráfico web hacia otras fuentes.

Los buscadores cambiarán de manera radical la forma de acceder a la información y se parecerá muy poco a la actual.

Por supuesto no hay que olvidar que los buscadores son los principales usuarios de los filtros en función de multitud de variables (localización, patrones de búsqueda, navegación, historial, conexiones, etc, etc). La experiencia de un usuario frente a un buscador es completamente distinta al del otro, y esta tendencia no hará sino aumentar de manera exponencial los próximos meses y años hasta alcanzar una web “ultra-personalizada” (los siri y cortana son la punta del iceberg). La inteligencia artificial promete avances espectaculares en esta materia y no harán sino aumentar la dependencia del usuario en los resultados que ofrecen los buscadores. Estar ahí de manera natural, se antoja algo casi imposible.

Ahora más que nunca empieza a construir una marca independiente en la web

Ante este escenario de dependencia y subordinación a los gigantes de la web, sólo cabe una estrategia de contenidos propia y genuina. Aunque cueste más tiempo y los resultados a corto plazo no sean tan buenos, es importante crear contenido en nuestra propia plataforma que no es otra, que nuestra página web con nuestro dominio. Construye marca y contenido en torno a este destino y utiliza los medios sociales y los buscadores para dirigir el tráfico. Usa sus herramientas publicitarias para apalancar tu nombre y tu contenido. Crea una estación de destino en tu web y no tanto en otros medios que no controlas. La realidad es que los grandes serán cada vez más grandes y no se casan con nadie. No descuides una buena programación y un buen diseño porque pueden ser tu mejores aliados en los días por venir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *