Si quieres aprender WordPress empieza leyendo esto

En los últimos 5 años el crecimiento de WordPress ha sido espectacular y no por casualidad. Se trata de un herramienta de publicación online robusta, lista para hacer el trabajo, abierta, flexible y con cientos de personas involucradas de primera mano en el proyecto. Abundan herramientas, documentación y soluciones para multitud de proyectos, así que es normal que haya atraído el interés de muchísimas personas.Desde usuarios individuales para un blog personal a diseñadores o programadores ávidos de una herramienta que les simplifique su trabajo (me incluyo).

En los últimos meses me viene sorprendiendo la cantidad de información confusa o inexacta que se produce en torno a WordPress. La popularidad trae muchas cosas buenas, pero también errores y falsas creencias que poco ayudan a las personas que desean aprender los fundamentos del diseño web. Por eso opino que WordPress no es la herramienta ideal para principiantes. A continuación voy a enumerar algunas ideas que considero pueden ayudar a entender mejor el mundo que rodea a WordPress en su versión autoinstalable en tu propio servidor. No haré mención a la opción gestionada a través del servicio WordPress.com

Una página web siempre es una página web, y puede estar hecha con WordPress

Esto que parece una obviedad, no lo es en absoluto. Una página web siempre es una página web. Otra cosa es la herramienta que se utiliza para producirla o mantenerla. No existen varias web, sólo hay una. Un explorador web necesita interpretar un lenguaje de marcado HTML (estructura), estilos CSS (presentación) y JavaScript (comportamiento) y eso siempre es lo mismo. El resultado final (el código fuente) siempre es el mismo independientemente de la herramienta o programa utilizado.

Nada de lo que produce WordPress no puede ser hecho o a mano o con otra herramienta, porque WordPress es un programa que facilita la creación y gestión de un sitio web con los mismos estándares que puedan utilizar otros sistemas.

Nada de lo que produce WordPress no puede ser hecho o a mano o con otra herramienta, porque WordPress es un programa que facilita la creación y gestión de un sitio web con los mismos estándares que puedan utilizar otros sistemas. Y sí, WordPress es el líder y el más usado, pero es no significa que haya inventado un nuevo sistema paralelo ni nada parecido.

¿Por qué es importante entender esto? Porque es posible que te quieran vender WordPress como una herramienta superior en aspectos que no lo es. El producto obtenido por WordPress es código fuente listo para mostrar en un explorador y si no entiendes bien los fundamentos puede que tu WordPress esté produciendo un código horroroso y que funcione mal. Por lo general no es bueno empezar a aprender diseño o programación web con WordPress porque te abstrae de los fundamentos.Así que todo lo que aprendas de tecnologías web te vendrá de perlas en el presente y en el futuro. Acumula con el tiempo toda la experiencia que te sea posible en HTML, CSS, PHP, JavaScript, HTTP o en SQL porque cuanto más sepas, mejor sabrás distinguir la información mala o redundante de la buena.

No existe el marketing para WordPress ni SEO exclusivo para WordPress

Como norma general los apellidos le suelen venir algo mal a WordPress. Me canso de ver que aprovechando su popularidad, se ofrecen servicios o soluciones específicas para cuestiones genéricas. Volviendo al punto anterior sólo existe una web. Implantar soluciones para un sitio hecho y mantenido con WordPress es ridículo, porque las mismas teorías sirven para cualquier otro sito web.

Un sitio web hecho a mano necesita la misma estructura, definición y contenido que uno hecho en WordPress o Drupal.

¿SEO para WordPress? Existe el SEO y punto. Existe la posibilidad de adaptar el contenido a la herramienta, pero no hay magia más allá de comprender el funcionamiento del buscador a la hora de indexar y analizar un sitio web. Muchos servicios de SEO para WordPress consisten en sólo instalar soluciones gratuitas para ayudar a facilitar la indexación del contenido por los buscadores. Un sitio web hecho a mano necesita la misma estructura, definición y contenido que uno hecho en WordPress o Drupal.

Otra cosa pueden ser necesidades específicas con respeto a cosas como migraciones, instalaciones compartidas o adaptaciones muy precisas. También cuando lo que se pretende es trabajar sobre un programa que trabaja exclusivamente en WordPress. Lo demás, es querer montarse en la popularidad del nombre.

Existen expertos en WordPress, pero será muy raro que tropieces con uno

Efectivamente hay personas con mucha experiencia en desarrollar con y para WordPress pero son una selecta minoría. Se trata de personas que participan en la creación y actualización del código fuente de WordPress (el núcleo intocable). La gran mayoría son usuarios básicos o simplemente usuarios avanzados. Y cuando digo usuario avanzado incluyo perfiles como diseñadores y programadores web con experiencia en desarrollar soluciones en esta plataforma. ¿Por qué hago esta distinción? Porque hay personas que alardean de ser expertos (sin experiencia) en WordPress por sólo adaptar un poco de código y alguna funcionalidad. Como norma general hay que desconfiar de la palabra experto, porque un profesional honesto y sensato nunca la utilizaría alegremente.

WordPress es algo más que instalar un tema o plugin

Otra cosa que me aburre mucho y que al mismo tiempo me apena es lo poco que se profundiza en la herramienta. Bajo mi punto de vista es el motivo número uno de la injustificada mala prensa que tiene WordPress. Su estructura modular, construida en la idea de separar atribuciones como la presentación (temas) y funcionalidades adicionales (plugins), del propio código fuente (intocable y elitista), ha generado una baja barrera de entrada a la plataforma.

Comunes y conocidas son frases como “WordPress es fácil”, “compras o descargas una plantilla y ya tienes web”, “hay un plugin que lo hace por ti”. Esto que no tiene nada de malo, lo que produce es una “falsa comunidad” de usuarios que sólo ven en WordPress una herramienta asequible y directa para sus necesidades. El resultado, en la mayoría de los casos, consigue sitios web sin personalidad, código fuente repleto de fallos y páginas obesas cargadas de recursos o con funciones inútiles. ¿Es esto de verdad WordPress? En absoluto.

Conclusión

No pretendo censurar la popularidad de la herramienta, porque yo mismo disfruto de ella en lo personal y profesional. Animo y recomiendo sin dudarlo WordPress para crear sitios web. La comunidad de desarrolladores es inmensa y generosa. Lo que pretendo es poner en su contexto y justa medida el uso incorrecto o poco ajustado a una realidad: Diseñar y programar sitios web es complejo y ninguna herramienta lo puede hacer sin tu conocimiento. Conocer y profundizar en WordPress te ayudará a apreciar el programa y al mismo tiempo te permitirá descubrir otros muchos igual de interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *