10 consejos para potenciar la presencia digital de un negocio

Si tienes un negocio es fácil sentirse desbordado por las siglas y los términos que acompañan a las tecnologías. Los esfuerzos por ponerse al día en ocasiones son poco fructíferos, porque hay que afrontar que para muchas empresas y profesionales, internet no es su negocio principal. Viven de otras actividades, que deben atender y por supuesto ofrecer prioridad. Así que aunque a muchas empresas les encantaría ofrecer más información de sus servicios en internet, se encuentran con una barrera que se antoja difícil de salvar. El mundo de internet se ha vuelto complejo y muy competitivo. Si no tienes las ideas claras, resulta muy fácil “dar palos de ciego” y actuar sin una dirección clara. Tampoco ayudan las acciones puntuales o aisladas que puedan realizarse por empresas o profesionales externos, que llegan para arreglar las cosas en poco tiempo para después desaparecer.

Por eso creo conveniente ofrecer a continuación un decálogo de consejos y buenas prácticas para una presencia efectiva en internet. Está dirigido fundamentalmente a las Pymes y profesionales que quieran dirigir mejor sus esfuerzos en la web. Resumiendo son las siguientes:

  1. Conoce a tu público.
  2. Siempre permanece comunicando.
  3. Involúcrate en tu presencia digital.
  4. El eje de tu presencia en internet es tu web.
  5. Aprovecha todas las herramientas que puedas.
  6. Entra en las redes sociales en las que vayas a participar. Sé social.
  7. Explora nuevas opciones para tu contenido. Sé atrevido y original.
  8. Recopila y estudia las estadísticas.
  9. Crea equipo y sé generoso. Hace falta tiempo.
  10. Aprendizaje y reciclaje continuo.

1. Conoce a tu público.

Por mucho que brille la tecnología y que esté envuelta de novedad, lo cierto es que los principios básicos siempre han sido los mismos. Y no hay principio más básico que el de comprender y conocer bien a tu público objetivo. Esto es un punto crítico porque determina si tu presencia debe ir orientada al consumidor final o a otros negocios. Por supuesto, esto determinará los canales donde tener presencia, el mensaje que necesitarás transmitir y el tipo de conversión que tu presencia en internet deberá obtener. Aunque parezca un aspecto básico, es sorprendente la cantidad de negocios que adoptan estrategias erróneas con respecto a su público objetivo. Un buen ejemplo, lo encontramos en servicios que se ofrecen en una página web con un público objetivo internacional y sus sitios web no cuentan con traducciones. También lo vemos en empresas que se empeñan en alimentar sus canales de redes sociales como Instagram cuando su público objetivo es seguro que no se encuentre en esos medios.

Considera a tu público objetivo cada vez que realices una acción en la web

Cada vez que te plantees, o te planteen realizar alguna acción en la web, considera si tu público objetivo, que por supuesto tendrás bien identificado, será receptor de esas acciones. La gran ventaja de internet es que permite segmentar bien canales y existen diferentes herramientas que se dirigen a públicos diferentes. También es posible que tu público objetivo aunque esté en la web, no tenga una conversión directa a través de este medio. Muchos negocios funcionan estupendamente bien si necesidad de la web, pero puede ser un medio para generar contactos en el futuro o para reforzar la imagen de marca.

Resumiendo, conocer bien a tu púbico objetivo y comprender donde se mueve, es fundamental para una presencia efectiva en internet de tu negocio o actividad.

2. Siempre permanece comunicando.

Quizás uno de los errores más comunes de las empresas con respecto a su presencia en la web, sea su falta o “ritmo” de comunicación. Hay que afrontar que vivimos en una sociedad ávida de información y que nuestra actividad debe ser percibida como actual. Por tanto hay que evitar esos espacios de noticias en nuestros sitios web sin actualizar y los canales de redes sociales con últimas publicaciones de hace meses. No se trata, como lo entienden algunos, de bombardear con noticias y con publicaciones a nuestro público, sino de comunicar con naturalidad y con la frecuencia oportuna.

Si tu negocio tiene la posibilidad de ofrecer imágenes de trabajos realizados o casos de éxito no pierdas la oportunidad de incluirlos en tus canales. Por supuesto, no escatimes en detalles. Utiliza buenas fotografías y explica con el detalle que sea necesario el trabajo realizado. Esto además tiene un formidable efecto sobre el posicionamiento de nuestro sitio web. El contenido rico en palabras clave y en muchos casos, orientado a un ámbito geográfico muy preciso es una fuente de tráfico perfecta para nuestro sitio web.

La web está repleta de oportunidades perdidas por personas que prefieren ocultar su trabajo a potenciales clientes.

En este punto muchas personas te suelen plantear aquello de ¿y qué pasa con mi competencia? ¿Les doy pistas? ¿Se lo pongo a huevo? Aunque en ocasiones sea un objeción razonable, hay que decir que ante todo es una tremenda oportunidad perdida. Y la web está repleta de oportunidades perdidas por personas que prefieren ocultar su trabajo a potenciales clientes. Curiosamente esta forma de pensar la tienen aquellos que sólo se dedican a ver lo que hace su competencia. Si te copian es un síntoma inequívoco de que estás haciéndolo bien. Concéntrate en hacer un buen trabajo y comunicarlo. Siempre llegarás más lejos comunicando que ocultando.

3. Involúcrate en tu presencia digital.

Todo ámbito profesional cuenta con sus tecnicismos y la web los tiene a espuertas. Esto muchas veces produce que los responsables opten por externalizar todo lo relacionado con la web y la actualización de los contenidos. Esto hace un tiempo parecía una opción, pero en un mundo saturado de contenidos y tan competitivo, comienza a ser más un mala decisión y un riesgo. La web ya no es un medio secundario y exige que conozcas su funcionamiento básico. Sirva de ejemplo que muchos propietarios de negocios no tienen sus claves de acceso o no saben como entrar a los servicios que representan su nombre en internet. Viven ajenos al día a día de la web y eso un tremendo error.

Aunque la presencia digital la tengas confiada a un profesional externo, es fundamental que hagas un esfuerzo en comprender de que forma funciona el mundo digital. No se trata de lo que gestiones tú mismo, pero sí que debes comprender como se relaciona todo. Lo que hace cada cosa y lo que no hace. Además piensa que si dependes enteramente de terceros, estás a merced de que te dejen tirado o que no te hagan todo el caso que requieres. Sí, esas cosas pasan y muy a menudo.

Cuanto más te involucres en tu proyecto más motivación conseguirás en tu colaboradores

Involucrarte tiene un beneficio inmediato y es que seguramente el profesional (o profesionales) que te ayudan en tu presencia digital estarán más motivados. Y la motivación, por lo general, suele traer trabajo de más calidad y más fructífero. Haz que tu proyecto sea también interesante para tus colaboradores.

4. El eje de tu presencia en internet es tu propia web.

Aunque las redes sociales te solucionen muchas cosas, no hay nada como tu propia página web con tu dominio. Son tu garantía de presencia digital en la web. Con las redes sociales siempre estás a merced de los cambios en los algoritmos y en los malditos experimentos que quieran hacer con tu contenido. Hoy puede que seas interesante y mañana no, porque alguien que no conoces ha decidido que el sector de tu actividad, es poco fiable para sus usuarios.

No subestimes el mundo off-line para promocionar el contenido de tu sitio web

Actualmente y con muchísima diferencia el tráfico que procede de los buscadores (también conocidos como Google) es la principal fuente de tráfico a tu web. En muchos casos ese tráfico es de calidad. Llegan a tu web buscando algo que tu puedes ofrecer. Están en tu casa. En tu web puedes decidir el siguiente paso. Una llamada, un mensaje, una visita personal o una descarga. Todo depende de tí. Es tu web. Es tu nombre. Y cuidado, tampoco pongas todos los huevos en la cesta de Google. Sé proactivo con tu presencia digital en el mundo offline, en tus tarjetas, bolsas o catálogos. Habla de tu web y que sea un destino interesante para obtener información.

Las redes sociales deberían ser la guarnición pero nunca el ingrediente principal. Te ayudan a distribuir el contenido y a amplificar el alcance de tu mensaje. A no ser que tengas una estrategia basada en promocionar y anunciar de manera masiva tu contenido en redes sociales, te hará falta una web que reúna y que sirva de eje a tu presencia en la web. Hoy en día una página web no tiene porque ser sólo una tarjeta de visita. Existen muchas opciones para ofrecer información y contenido en un sitio web que sean de interés para tus clientes y público objetivo.

5. Aprovecha todas las herramientas que puedas.

Expuesto lo anterior con respecto a tu propia página web, lo siguiente es que aproveches al máximo todas las herramientas que te ofrece la web para potenciar tu imagen. Si eres un negocio local esto pasa ineludiblemente por una ficha impecable en Google My Business, con fotografías de calidad y una información lo más completa posible. También tener presencia en los directorios locales más importantes como por ejemplo Yelp. Existen páginas, incluso gratuitas, que permiten insertar tus direcciones con información relevante y de las que puedes obtener beneficios. Un ejemplo son las páginas de Asociaciones de empresarios o sectoriales. Nunca olvides en estas páginas incluir un vínculo hacia tu propia página web. La disciplina de crear enlaces a tu propia página web es una actividad que con el tiempo obtiene muchos beneficios.

Aprovecha la máximo todas las posibilidades que te ofrecen las redes sociales para incluir información pública

Volviendo a las redes sociales aprovecha al máximo todas las posibilidades que te ofrecen para completar los perfiles con información pública. Esto incluye descripciones, horarios y localizaciones. Esta información también es importante aprovechar, porque primero no cuesta nada y segundo tiene un valor importante para los usuarios y el buscador.

6. Sé social y participa en las redes sociales que escojas.

Siguiendo con redes sociales y al hilo de lo expuesto en los puntos anteriores, es fundamental que tu presencia en internet sea social y participativa. No cometas el error de utilizar los medios sociales en una sólo direccón. Interactúa con los usuarios, que dicho sea de paso, pueden ser otras empresas. Esto implica que tanto con perfiles personales como profesionales te involucres en grupos y en comunidades dentro de redes como LinkedIn. Piensa que todo el mundo busca atención y que participar del contenido de otros también te ofrece exposición y relevancia.

Por supuesto las redes sociales deben ser las que hayas escogido en función de tus intereses. Si no vas a atender o interactuar con los usuarios en alguna de las redes sociales, es mejor que te salgas y te concentres en las que sí vas a tener interacción.

7. Explora nuevas opciones para tu contenido.

Todo no tiene que ser igual a lo que todo el mundo hace. Si existe una tendencia en la web es que el contenido sea cada vez más multimedia y más participativo. Por ejemplo hoy es fácil producir vídeos y existen cada vez más formas de distribuirlo. Si tu contenido tiene sentido en formato vídeo, explora todas las posibilidades que te ofrece la web que no son pocas. La generación de contenido suele ser muy agradecida con el tiempo. Es un activo que permanece y que puede ser consumido en cualquier momento.

Otro medio con un potencial tremendo es el audio. Los podcasts se afianzan como un medio donde poder generar contenido atractivo a una audiencia muy segmentada. Los podcasts son muy interesantes cuando tu audiencia es global, ya que las plataformas en español llegan a gran parte del mundo. Además es una oportunidad excelente para divulgar tu conocimiento y trabajo. Es un formato que no tiene reglas fijas y que es susceptible de crear contenido original.

Actualmente muchas plataformas de contenido cuenta con la posibilidad de promocionar las publicaciones.

Un punto a tener muy en cuenta con respecto al contenido, es que tienes que tener muy presente la opción de promocionarlo. Actualmente muchas plataformas de contenido cuenta con la posibilidad de promocionar las publicaciones. Es una forma económica y fiable de distribuir tu contenido más allá de tu audiencia actual y además a un precio muy competitivo. Como norma general, la publicidad online debería ser un punto clave en tu estrategia de presencia en la web.

8. Recopila y estudia las estadísticas.

Sin datos, sólo tienes opiniones y la ventaja de la web es que puedes obtener muchos datos fácilmente. Recopila desde el minuto cero todo los datos que puedas sobre tu presencia en la web. Esto incluye en analítica web con herramientas tan omnipresentes como Google Analytics. Familiarízate al máximo con las métricas fundamentales y trabaja sobre la premisa de que los datos son fundamentales para una presencia efectiva en la web. Intenta extraer conclusiones prácticas de todo ese festival de datos que te ofrecen estas herramientas.

Las estadísticas deben ser el eje de tu presencia en la web desde el primer momento

Al mismo tiempo aprovecha la información que te ofrecen las herramientas para propietarios de sitios web como Search Console de Google y Bing Webmaster Tools. Son gratuitas y te ofrecen una información de enorme valor para el desempeño de tu sitio web.

Si estás en redes sociales o en plataformas de contenido multimedia también estudia esos datos para obtener información práctica. Lo dicho, acostúmbrate a los datos y a su interpretación.

9. Crea equipo y sé generoso.

Con el tiempo el mejor suele ser el colaborativo y depende de varias personas. Por eso es importante que dentro de la empresa haya personas encargadas de la presencia digital del negocio y que al mismo tiempo se encarguen de gestionar el trabajo con colaboradores externos. Esto implica dentro de las posibilidades de cada empresa, crear equipo y ser generoso. Esto no significa otra cosa que la necesidad de invertir recursos en dinero y en tiempo.

Las acciones desarrolladas en las web tardan tiempo en dar sus frutos y tienen un rendimiento irregular. No esperes resultados inmediatos. Apuesta por el medio y los resultados llegarán.

10. Aprendizaje y reciclaje continuo.

En esto de internet hay certezas, pero también hay muchos interrogantes. Las tecnologías aparecen y desaparecen, y es muy complicado ofrecer predicciones. La cuestión reside en tener una actitud de aprendizaje y reciclaje continuo. Lo que puede valer hoy, quizás mañana ya no lo haga. Así que lo prudente es estar al día con las novedades que van surgiendo y sobretodo probar y experimentar.

Lo que hoy tiene validez es muy posible que mañana ya no la tenga

No des muchas cosas por supuestas. Si no las has probado y has visto los resultados no puedes desechar una idea o una propuesta. Hay que mantener una mente abierta y dispuesta al cambio. Hace pocos años ninguna de las cosas que se han comentado existían y no sabemos si seguirán existiendo en el futuro. No queda otra que estar abierto al aprendizaje y a la adaptación continua. Sigue con lo que funciona y lo que no funciona cámbialo. No hay secretos o recetas para el éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *