¿Qué hago si mi negocio es pequeño y no tiene “gancho”?

Hay que afrontar que no todas las actividades tienen la misma facilidad de llegar al púbico en la web. Intereses tan atractivos como el deporte, la tecnología, los viajes o la moda, suelen ser el centro de atención de los contenidos que buscan la mayoría de usuarios en la web. Si desarrollas una actividad “algo aburrida” o de escaso interés para el gran público, ¿cómo puedes conseguir que la web aporte algo a tu negocio?.

Un ejemplo con un fabricante de tornillos

Partiremos de un ejemplo que ilustre la situación y así poder tener un caso práctico donde desarrollar un plan de acción. Tomemos el caso de un pequeño fabricante de tornillos llamado Torniquel. Se trata de una empresa con varios años de antigüedad y estimada en el sector. Están especializados en la fabricación de tornillos para la industria de la madera y la construcción. Su actividad está limitada a su zona geográfica y quieren aprovechar la web para ampliar su clientela. ¿Cómo debería afrontar Torniquel su presencia en la web?.

Es vital conocer el perfil de nuestros clientes y como buscan información en la web. Se trataría de priorizar o escoger acciones que nos acerquen a nuestro público objetivo.

Lo primero: establecer una estrategia.

Puesto que no estamos con un producto de gran consumo o que reciba un alto número de búsquedas, lo más importante sería conseguir captar al público profesional.  En esta fase es vital conocer el perfil de nuestros clientes y como buscan información en la web. Se trataría de priorizar o escoger acciones que nos acerquen a nuestro público objetivo. Las redes sociales, por ejemplo, no serían el medio más efectivo para este caso. Si bien podrían complementar otras acciones, en un caso como este tiene más sentido concentrarse en acciones que redundan en una mejor imagen profesional en el sector. Hay que recordar que para Torniquel, el cliente es otro negocio y no un usuario final.

Imprescindible: una página web bien construida y enfocada.

Debe ser lo más clara posible y con una navegación simple, con un marcado HTML limpio y ordenado por jerarquías sencillas. No le compliques la vida a los buscadores con descripciones pobres y textos sin interés. Elige uno o dos mensajes claves para tu web y trabaja sobre eso. En el caso de nuestro ejemplo, es muy probable que se quiera remarcar la experiencia, la calidad o cualquier otro aspecto que un profesional considera importante. Se trata de conseguir establecer un mensaje bien claro y definido. La imagen de abajo es un ejemplo de mensaje directo y claro, dirigido a un público profesional (que además, es importante destacarlo, siempre carece del suficiente tiempo).

Los anuncios en la web sirven para ganar exposición rápida y recibir visitas que de otra forma sería complicado atraer.

Anuncios online según búsquedas escogidas.

En internet las buenas acciones publicitarias se consiguen cuando existe un “circuito” bien establecido. Un anuncio que va dirigido a un contenido pobre o a una página que no muestra la información buscada, tiene un rendimiento bajo o nulo. Este hecho, a pesar de ser bien conocido, no siempre se puede trabajar correctamente. Crear contenido cuesta trabajo  y tiempo. Posicionar una página de manera natural en los buscadores (esto es, aparece en los resultados sin necesidad de pagar) también requiere de un trabajo y una disciplina continua.

No obstante, los anuncios en la web sirven para ganar exposición rápida y recibir visitas que de otra forma sería complicado atraer. Una cuidada campaña de anuncios, con palabras clave bien escogidas, resulta fundamental en el caso de que poca gente conozca nuestra actividad. Trabajar diferentes anuncios, con diferentes mensajes y páginas de destino es una forma rápida y relativamente económica de llegar a nuevos clientes.

Una campaña bien segmentada de correo electrónico consigue resultados muy superiores a otros medios

Boletín de correo con novedades a clientes.

Una de las herramientas que mejor comportamiento suele dar es el correo electrónico. Es económico y nos permite comunicar información a un grupo definido de usuarios (especialmente actuales clientes). La experiencia es clara en este sentido: una campaña bien segmentada de correo electrónico consigue resultados muy superiores a otros medios. Es sorprendente la cantidad de negocios que teniendo estos datos, ignoran esta posibilidad. Por supuesto, la información suministrada debe tener utilidad para los destinatarios.

Lo anterior también se podría aplicar a campañas de mensajes a móviles para clientes con más asiduidad en sus compras. Estas acciones permiten, además de informar al destinatario, recordarle que estás activo y que ofreces novedades.

 

Conclusión

En la web hay espacio para todos, pero uno debe conocer sus puntos fuertes y saber trabajarlos. Hay que concentrarse en las actividades que mejor se adapten a nuestras posibilidades y trabajar muy bien los básicos (una presencia web sólida). Aunque las redes sociales sean un instrumento perfecto para conectar con tu audiencia, existen casos en los que es preferible dedicar recursos a otras actividades que generan más resultados (eso sí, una cuenta en Twitter no hace ningún daño). Copiar estrategías de otros, o pensar que uno debe posicionarse como los más grandes, es una estrategia errónea.