Pecados de la web (II): No actualizar contenidos

Tras la primera entrega de Pecados de la web, continuaré con una situación tristemente común: la escasa o nula actualización de los contenidos que aparecen en la web. En muchas ocasiones el esfuerzo inicial de crear la página web, no se acompaña con un plan de actualización, ni con una definición de responsabilidades de los contenidos. Lejos están ya los días en los que la web era un contenido estático, más parecido a un folleto o catálogo de ventas, que a una publicación dinámica y actualizada. Ahora los visitantes a un sitio web exigen unos contenidos actualizados y lo contrario, ofrece un imagen de negocio “fuera de onda”, que disuade a los nuevos visitantes a nuestra web.
 

Diseñar con el futuro en mente

La tendencia en el mundo del diseño web es ofrecer a los usuarios herramientas sencillas para poder actualizar los contenidos.

Unos de los elementos a tener muy en cuenta a la hora de acometer un diseño o una remodelación de un sitio web, es la facilidad de actualizar los contenidos. Las redes sociales y plataformas de blog han permitido que para muchos usuarios, sea infinitamente más sencillo actualizar contenidos en estos medios antes que en su propia web. Si un simple cambio en el diseño, o la introducción de nuevo contenido en la web necesita el concurso de un diseñador web (que normalmente no está en nómina y ya cobró el trabajo realizado), tenemos una situación perfecta para tener una web sin actualizar.

Es por todo esto que si se inicia un proyecto web una de las consideraciones más importantes es entender cómo, cuándo y quién actualizará la página web. Gestores de contenido (CMS) como WordPress, Joomla, Concrete5 y Drupal, facilitan, en mayor o menor medida, la gestión técnica de un sitio web. No obstante, no sólo hay que atender a consideraciones técnicas. El éxito de un proyecto web también radica en asignar recursos y responsabilidades (como los de cualquier puesto de trabajo).

Nuevos perfiles y nuevas responsabilidades

Para una buena parte de los propietarios de sitios web, se impone la necesidad de abordar las nuevas responsabilidades que exigen los nuevos tiempos. La tradicional visión de diseñador y propietario se va desdibujando poco a poco. Las empresas necesitan ir incorporando a sus equipos, personas que estén cómodas con las herramientas de creación de contenidos en la web. Incluso los CMS exigen ciertos conocimientos de diseño web para poder publicar de manera efectiva (algunos consideran que los CMS son casi exclusivamente para diseñadores).

Recomendaciones para un plan de actualización de contenidos

  • Si se inicia un proyecto web, inclinarse sólo por las opciones que permitan gestionar de manera autónoma el contenido.
  • Si es complicado mudar de sitio web, estudiar opciones para introducir el contenido en el mismo dominio. Por ejemplo, un apartado de blog en un subdominio. (http://blog.miweb.com o http://miweb.com/blog)
  • Buscar la colaboración de diseñadores que entiendan esta forma de trabajar y busquen un compromiso a largo plazo.
  • Formar al personal o uno mismo en la edición y creación de contenidos para la web. Si es posible, buscar la colaboración de un profesional externo que forme al personal. Si es el propio diseñador, todavía mejor.
  • Asignar responsabilidades a una persona o a un equipo dentro de la empresa para gestionar los contenidos de la web.
  • Establecer una “línea editorial” o un plan de contenidos para nuestro sitio web, que incluya todas las comunicaciones (redes sociales, boletines, notas de prensa, publicidad, etc).

Conclusión

El medio de la web requiere contenidos ricos y actualizados. El modelo de diseñador web que realiza su trabajo y desaparece ya no es productivo. La web se ha convertido en un aspecto esencial de cualquier negocio y no puede estar condicionado a una sólo persona o método. Conocer y formarse en el medio web es fundamentalmente para lograr una presencia efectiva en internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *