El «no code» cambiará la industria del software pero necesitará programadores

/ Blog

Cuando pensamos en los efectos que produce la tecnología, es habitual subestimar los efectos a largo plazo, y al mismo tiempo sobrevalorar los efectos a corto. Los cambios tecnológicos rara vez son radicales y suelen venir precedidos por la combinación de varios factores. Tomemos por ejemplo la Inteligencia Artificial, que aunque sus principios tengan décadas, tuvo que «sufrir un invierno» de años hasta que las condiciones tecnológicas han sido favorables para su aplicación a gran escala.

En el podcast República Web estuvimos discutiendo un completísimo estudio realizado por la empresa de formación tecnológica O’Reilly Media. El artículo Where Programming, Ops, AI, and the Cloud are Headed in 2021 explica con bastante acierto, las tendencias que se detectan en varios ámbitos tecnológicos, a tenor del interés y las busquedas realizadas en su completa plataforma de aprendizaje.

Sin entrar en los resultados del informe (mejor leerlo o escuchar el episodio), me llamó la atención que en el apartado de lenguajes de programación, se dedicará un espacio al llamado «Low Code / No Code». Bajo este término tan poco claro, se engloban una serie de aplicaciones de software que abstraen a los usuarios de la necesidad de saber programar. Estas tecnologías «no code» son un buen ejemplo de cómo se subestiman los efectos que pueden producir los cambios tecnológicos.

Están surgiendo muchas herramientas «no code» en ámbitos tan diversos como las hojas de cálculo, integración con API, programación web, bases de datos y desarrollo de aplicaciones móviles.

Se podrían diferenciar de otras aplicaciones, en la medida que las herramientas «no code» permiten la creación de programas multipropósito, que en ocasiones, se comunican entre otras aplicaciones. Están surgiendo muchas herramientas «no code» en ámbitos tan diversos como las hojas de cálculo, integración con API, programación web, bases de datos y desarrollo de aplicaciones móviles.

Volviendo al artículo mencionado de O’Reilly Media, el autor nos hacía una advertencia bastante clara: no subestimes estas tecnologías. A continuación explica que «el código bajo (low code) es parte de un movimiento de democratización que pone el poder de la informática en manos de más personas, y eso es casi siempre algo bueno».

Y esto es interesante porque si lo pensamos, la informática lleva décadas reemplazando tareas manuales y repetitivas, pero gracias a los avances globales en acceso a computación, sistemas y datos, la informática es capaz de anular a los propios programadores….al menos a cierto tipo de programador.

¿Se quedan sin trabajo los programadores?

Nada de eso. Como se explica en el artículo «los programadores que se den cuenta de lo que significa este movimiento no se quedarán sin trabajo por los no programadores. Serán ellos los que se vuelvan más productivos y escriban las herramientas que otros utilizarán». No habrá una eliminación de programadores. Más bien, el perfil profesional se reconvierta hacia personas con un conocimiento más amplio. (muy interesante también las otras conclusiones en el apartado de lenguajes de programación).

«Tanto si eres un líder tecnológico como un nuevo programador, presta atención a estas tendencias lentas y a largo plazo. Son las que cambiarán la cara de nuestra industria» Mike Loukides de O’Reilly Media

Al contrario de lo que muchas personas pueden pensar el trabajo de un programador van mucho más allá de «picar código». El low-code permite que los programadores se concentren en las tareas más productivas o aquellas que requieran un nivel técnico más avanzado. Ya lo hemos visto con el diseño web, donde herramientas sin código, han eliminado los servicios básicos de presencia digital. Hoy cualquier persona puede crear un sitio web sin necesidad de saber nada de código. Y en cambio, los perfiles de desarrollo web siguen creciendo y hay una fuerte demanda.

Como un profesional de internet, no puede estar más de acuerdo con el autor del informe cuando resalta que «tanto si eres un líder tecnológico como un nuevo programador, presta atención a estas tendencias lentas y a largo plazo. Son las que cambiarán la cara de nuestra industria». ¿Debes desistir de aprender a programar? En absoluto. Sigue siendo un gran momento para aprender a programar, pero debes comprender dónde encajas profesionalmente en la ola creada por estas tendencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *